Un buen logo de la empresa potenciará tu imagen de marca. Es importante conocer los distintos tipos de logos y determinar cuál se ajusta a tu negocio.

Todo desarrollo de una empresa pasa por la construcción de una  imagen de marca, por un trabajo de branding. Un factor inicial  para establecer esa imagen es la selección del logo de la empresa. A continuación profundizamos en este tema con el fin de ofrecer consejos útiles  al emprendedor.

Seguramente para el diseño de un logo contratarás a un profesional del área, pero es importante que tengas claro qué información transmitirle para que pueda realizar un mejor trabajo. Son en estos puntos en los que vamos a trabajar.

Tipo de logo

Antes que nada un diseñador gráfico te preguntarás qué tipo de logo querrás realizar, es importante que tomes en cuenta esta clasificación:

-Logotipo: imagen compuesta solamente por palabras o caracteres tipográficos con el nombre de la marca. Por ejemplo

-Imagotipo: en este caso la conformación es de texto con el nombre de la marca y un símbolo, los cuales representan un solo concepto pero se encuentran separados.

-Isologo: igualmente la conforman un texto y un símbolo, pero  se encuentran unidas.

-Isotipo: la imagen de la marca la conforman solo símbolos, no hay presencia de textos con el nombre de la marca. Estos se subdividen en: Monograma (una o varias iniciales del nombre colocada de forma libre), Anagrama (una o varias sílabas del nombre), Siglas (una o varias iniciales colocadas de forma legible), Inicial (primera letra del nombre), Firma y Pictograma (figura simbólica).

Conceptos relacionados con la empresa

Lo siguiente que deberás compartir con el diseñador tiene que ver con aspectos relacionados con tu empresa, es decir: ¿Qué es lo que hace? ¿A qué se dedican? ¿Cuáles son sus productos o servicios ofrecidos? esto le permitirá hacerse una primera imagen de tu negocio. Ahora, en este asunto es mucho lo que puedes aportar si has pensado una buena imagen de marca. Es fundamental tomar en cuenta los valores que quieres transmitir, a qué público vas dirigido y tratar de conseguir ideas que toquen más lo emocional y conecten con tus potenciales clientes. Te recomendamos entonces que previo a reunirte con el diseñador, realices un ejercicio de brainstorming  o tormenta de ideas con tu equipo de trabajo, o grupo de personas cercanas a tu negocio. Seguramente así podrás obtener información útil.

El color

Finalmente el diseñador también te preguntará sobre los colores que debe utilizar. Este aspecto igualmente se encuentra conectado con el anterior. Debes pensar bien cuáles colores representan a tu compañía. Tu elección va a transmitir un mensaje, con una imagen. Estudia bien entonces los significados de los colores y piensa bien si crees que van a tener identificación con tus clientes.

De esta forma tenemos tres elementos fundamentales que seguramente te solicitarán para la creación de tu logo: tipo de logo, a qué se dedica tu empresa y colores que la representan. Estos tres aspectos que inicialmente parecieran simples te pueden llevar a la construcción de tu imagen de marca. Estos primeros pasos son fundamentales para la generación de branding.

Cuando tengas ya tus primeros diseños toca la elección final. Para este proceso puede ser interesante que realices una investigación con tus potenciales clientes de manera que midas el nivel de identificación y aceptación del mismo. Finalmente por este camino conseguirás el mejor logo para tu empresa

Tema relacionado: El arte de fidelizar al cliente

¿Quieres más información sobre este tema?  ¿Te interesarían nuestro servicios? comunícate con nosotros

Más información